You are currently viewing Ricardo Echenique: “la situación con las cianobacterias puede durar mucho tiempo”<p class = "resumen">Estas algas verdes azuladas son tóxicas y una vez liberadas en el agua pueden producir enfermedades tanto en humanos como en animales.</p>

Ricardo Echenique: “la situación con las cianobacterias puede durar mucho tiempo”

Estas algas verdes azuladas son tóxicas y una vez liberadas en el agua pueden producir enfermedades tanto en humanos como en animales.

  • Entrada publicada:25 noviembre, 2020

Desde hace unos días, el cambio de color del río activó las alertas. Una conjunción de factores como las altas temperaturas, la contaminación por nutrientes y materia orgánica, favoreció el desarrollo de la floración de las cianobacterias que son peligrosas ya que, por ingesta de agua, puede provocar alteraciones gastrointestinales o hepáticas, o daños en la piel, dermatitis, entre otras cosas.

Las cianobacterias o algas verdes azuladas, son los primeros organismos fotosintetizadores del planeta y se cuenta con registros fósiles de ellas de hace 3.000 a 3.500 millones de años. Hay alrededor de 2.400 especies, algunas de las cuales pueden causar problemas en el agua al producir toxinas y afectar a personas, animales domésticos, ganado y aves acuáticas. Así lo explica Ricardo Echenique, investigador de la CIC, cuya línea de trabajo es “Cyanobacteria roxígena en cuerpos de agua continental de la provincia de Buenos Aires”.

¿Cuáles son los factores que posibilitan la propagación de la cianobacteria?

Su desarrollo se ve favorecido por los nutrientes de tipo nitrógeno y fósforo, la materia orgánica y la temperatura. Todo combinado, en este caso particular por la baja en los niveles de los ríos tanto el Paraná como el Uruguay, más los aportes de todos los agroquímicos, y también lo que genera las cenizas de los incendios de la zona de las islas, es algo que ha favorecido el desarrollo de las cianobacterias.

¿Qué tipos de enfermedades pueden causar?

Tienen tres tipos de toxinas, las hepatotoxinas, las neurotoxinas y las dermatotoxinas. En algunas especies pueden encontrarse varios tipos de estas toxinas y en otras son más específicos. En el caso de lo que se supone que está en el río, las preponderantes son las hepatotoxinas. Pueden causar trastornos hepáticos, tipo hepatoenteritis, gastroenteritis, algún tipo de diarrea y también problemas en mucosa, conjuntivitis y otitis.

¿Los animales domésticos corren riesgo?

Los perros, debido a su comportamiento, son muy susceptibles a la intoxicación por cianotoxinas, ya sea por tomar agua, comer matas flotantes o mordisquear o jugar con ellas, o por exponer la piel a las toxinas disueltas en el agua. Frente a cualquier sospecha no hay que permitir que los y las niñas jueguen con ellos y hay que llevarlos al veterinario/a.

¿Hasta cuándo pueden estar presentes las cianobacterias?

Pueden durar mucho tiempo porque las condiciones óptimas para el desarrollo están dadas por ser el período primavera-verano, con una mayor temperatura del agua y un tiempo solar mucho más amplio, lo que favorece significativamente junto a la materia orgánica, la presencia de estas algas. Una vez que desaparezcan como evidentes en el agua, puede ser que estén en menor densidad y sueltas en la columna de agua e incluso queden retenidas por mucho tiempo en lugares reparados, como por ejemplo los sectores periféricos a las orillas o dentro de las mismas arenas que quedan húmedas durante mucho tiempo, entre 15 días y un mes. Es decir, el riesgo permanece durante un tiempo más, aún después que se vaya de lo que es evidente.

¿Hay controles sobre este fenómeno?

Los controles son muy complicados porque, como las fuentes de aportes son variados, agroquímicos provenientes de las actividades agropecuarias, insecticidas, más las cenizas, más los nutrientes por desechos cloacales, son bastante complicados los controles. Sería óptimo una reducción en los aportes de materia orgánica, fundamentalmente a partir de las grandes urbes, como el AMBA y ciudades como Rosario, Santa Fe, todas las que están en la Cuenca del Uruguay, La Plata, Berisso, Ensenada, donde esos aportes de materia orgánica no están tratados de manera eficiente y provoca trastornos grandes ya que favorece al desarrollo de las cianobacterias en estos períodos.

¿El agua de consumo domiciliario puede estar contaminada por este motivo?

Puede llegar a estar afectada significativamente ya que la potabilización no es ciento por ciento eficiente, debido al tipo de tratamiento que se hace en la planta de tratamiento en La Plata y debido a que es con filtros de grava y arena, allí se rompen las células y se liberan las toxinas. En el caso de que la cepa que está presente en el río, produzca toxinas, sería un riesgo importante a considerar en el agua potable.

¿La escasez de agua en algunos lugares se debe a esto?

Esto se produce porque la densidad de algas que hay en el río, los filtros se colmaron de algas –los filtros tienen que ser limpiados- y esto necesita un paro de planta para limpiar los filtros, que es un tratamiento más intenso que el normal.

¿Las cianobacterias pueden extenderse hasta la costa?

Por ahora no hay seguridades, teóricamente por las características geomorfológicas de la Provincia, no lo permitiría. Sin embargo hay un antecedente, este año, en el verano, una floración que venía desde el Uruguay, llegó hasta Montevideo, Punta de Este, Cabo Polonio y hasta el sur de Brasil y esto produjo una reducción en los balnearios, generando que muchos turistas no llegaran a usar las playas por la presencia de las cianotoxinas.

¿Cómo se da una cuenta una persona que el agua tiene floraciones?

Son evidentes cuando se ven manchas de color verdoso porque las cianobacterias tienen esa coloración, pero también deben ser reconocidas como mareas rojas en el mar, provocado por otro tipo de organismo que  tienen esa coloración. O sea cuando las densidades poblacionales de las algas son muy importantes, le transfieren al agua un color que es lo que hace que se hagan evidentes al ojo humano.