Naón participó de la presentación de una posible vacuna contra COVID-19 desarrollada en la UNLP<p class = "resumen">La vacuna se basa en el empleo de proteínas virales para inducir la generación de anticuerpos. Será diseñada y producida en el país. </p>

Naón participó de la presentación de una posible vacuna contra COVID-19 desarrollada en la UNLP

La vacuna se basa en el empleo de proteínas virales para inducir la generación de anticuerpos. Será diseñada y producida en el país.

  • Entrada publicada:4 marzo, 2021

El presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas, Carlos Naón, asistió a la presentación de un proyecto para diseñar y producir a nivel nacional una vacuna contra el COVID-19 a cargo de científicos de la Universidad Nacional de La Plata. El desarrollo se encuentra en la etapa de ensayos preclínicos y se basa en el empleo de proteínas virales para inducir la generación de anticuerpos. Además de Carlos Naón, participaron de la reunión autoridades de la UNLP y el CONICET, que coincidieron en destacar la importancia y la capacidad del sistema científico nacional.

Carlos Naón señaló que el proyecto de vacuna contra Covid-19 “resulta de gran importancia, no sólo porque sigue demostrando la capacidad en ciencia y tecnología de nuestro país -que, para mantenerse, necesita que las políticas públicas se sostengan a lo largo del tiempo- sino que señala el camino hacia la conquista de nuestra plena soberanía tecnocientífica, un objetivo ineludible a la luz de la actual situación mundial”.

Vacuna de la UNLP: “Señala el camino hacia la conquista de nuestra plena soberanía tecnocientífica”

Carlos Naón, presidente de la CIC

¿Cómo funcionaría?

El Dr. Guillermo Docena, uno de los directores del proyecto, explicó que “se diseñó una estrategia vacunal basada en el empleo de nanopartículas con fracciones proteicas provenientes del SARS-CoV-2”. Esto es: las proteínas del virus se encapsulan en nanopartículas y eso es lo que se le inocula al patrón o individuo. 

Docena recordó que “las vacunas contra el COVID-19 conocidas hasta hoy se han diseñado en base a dos tipos de plataformas: las basadas en el empleo de proteínas (proteínas, fracciones de proteínas y virus completo muerto), y las basadas en el empleo de ácidos nucleicos (vectores virales, vacunas a ARN). A modo de ejemplo algunas de estas vacunas son: Sinopharm (virus muerto), Sinovac (proteínas virales), Moderna o Pfzier/BioNtech (ARN) y Sputnik V o AstraZenaca/Oxford (vectores virales)”.

En este sentido, Docena explicó que el proyecto se basará en el empleo de proteínas virales, específicamente fracciones de la proteína S”. Estas proteínas virales son encapsuladas en nanopartículas supramoleculares construidas mediante ensamblado molecular. “Lo que hacemos es diseñar bloques de construcción de manera tal que al ponerlos en solución se ensamblan espontáneamente formando una nanopartícula”, aclaró el Dr. Omar Azzaroni.

“Se diseñó una estrategia vacunal basada en el empleo de nanopartículas con fracciones proteicas provenientes del SARS-CoV-2”

Dr. Guillermo Docena

¿Por qué la proteína S? “Esta se encuentra en la cubierta del virus y es la estructura que el virus emplea para poder invadir las células blanco (células del epitelio nasal y pulmonar principalmente). La proteína S se une al receptor de angiotensina 2 o ACE 2 e ingresa a la célula que le permitirá dividirse o multiplicarse para luego invadir otras células”, detalló Docena.

El experto afirmó que “básicamente lo que buscamos, como en la totalidad de las vacunas para COVID-19, es inducir la generación de inmunidad protectiva y generación de anticuerpos específicos de la proteína S para bloquear la entrada del SARS-CoV-2 a las células blanco del organismo. También se busca la producción de linfocitos de memoria para la inmunidad protectora en el tiempo”,

¿En qué etapa se encuentra el proyecto?

Omar Azzaroni y Guillermo Docena, científicos a cargo del proyecto.

Guillermo Docena adelantó que “actualmente se están estudiando distintos protocolos de administración de la vacuna en ratones y, al mismo tiempo, analizando las respuestas inmunes inducidas. Una vez que se encuentren las condiciones experimentales para inducir la mejor respuesta inmune, y logren caracterizar los anticuerpos, los investigadores avanzarán en la fase de análisis de la eficacia de la vacuna en el modelo experimental. 

“Administraremos la vacuna a los animales y luego los desafiaremos con el SARS-CoV-2 para evaluar el grado de protección conferido mediante la vacunación. Esperamos poder concluir estas etapas durante el transcurso del 2021, para luego evaluar la posibilidad y condiciones de pasar a fases clínicas, es decir, al estudio en humanos”, afirmó el experto.

Camino hacia una soberanía tecnocientífica

Esta tarde, el equipo de científicos liderados por los doctores Docena y Omar Azzaroni fue recibido en el Rectorado de la UNLP por autoridades de los organismos científicos. En la reunión estuvieron presentes Carlos Naón, presidente de la Comisión de Investigaciones Científicas de la provincia; el presidente de la UNLP, Fernando Tauber; la titular del Centro Científico Tecnológico CONICET La Plata, Gloria Chicote; el Secretario General de la UNLP, Patricio Lorente; el secretario de Ciencia y Técnica, Marcelo Caballé; y el decano de Ciencias Exactas, Mauricio Erben. 

Fernando Tauber señaló que “contar ahora con un desarrollo propio de una vacuna en nuestros laboratorios nos llena de orgullo y ratifica nuestra política estratégica de consolidar un sistema científico universitario soberano, capaz de dar respuestas a las demandas más urgentes de los argentinos”.

En tanto, Erben afirmó que “hoy queda demostrado que la ciencia y la tecnología son herramientas de soberanía. Este proyecto que hoy estamos presentando se enmarca en esta idea y demuestra la capacidad del sistema científico universitario con base en la UNLP de llevar adelante un proyecto de desarrollo de enorme trascendencia”. A su vez destacó el protagonismo del Grupo Exactas-COVID.

La iniciativa surgió ante la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia e impulsada por la comunidad científica platense. En marzo del año pasado se conformó un grupo interinstitucional compuesto por el Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA) -UNLP, CONICET- y el Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (IIFP) – UNLP, CONICET y la CIC- con el fin de diseñar y producir una vacuna para prevenir la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2.

El desarrollo dirigido por los Doctores Guillermo Docena, del IIFP y Omar Azzaroni, del INIFTA, cuenta con las colaboraciones del Doctor Sebastián Cavalitto, del Centro de Investigación y Desarrollo en Fermentaciones Industriales (CINDEFI- UNLP/CONICET), del Doctor Javier Santos, del Instituto de Químicas y Fisicoquímicas Biológicas (IQUIFIB -UBA/CONICET), y la participación del Doctor Alejandro Aiello del Centro de Investigaciones Cardiovasculares (CIC -UNLP/CONICET).